Si no practicamos el inglés aprendido, ¿lo olvidamos?


Muchas veces, después de terminar nuestros estudios y empezar a trabajar o enfrentarnos a una nueva fase de estudios, el inglés pasa a un segundo plano o incluso en ocasiones desaparece. Eso significa, básicamente, que pasamos de escucharlo diariamente y practicarlo con frecuencia a no verlo durante mucho tiempo. La clave ahora es: ¿se nos ha olvidado?

En realidad el inglés una vez lo hemos aprendido, sobre todo si lo hemos entrenado gracias a una academia de idiomas o perfeccionado con anglosajones, es que no se olvide pero sí perdamos tanta práctica que cuando lo retomemos nos cueste mucho volver al nivel que teníamos. Por eso, una vez finalicemos nuestros estudios, o incluso mientras sigamos estudiando inglés, lo ideal es intentar mantenerlo lo más fresco posible. Así, el día que nos toque enfrentarnos a una situación que requiera nuestra habilidad con esta lengua, podamos actuar con fluidez y no parezca que es nuestra primera conversación en inglés.

Como consejos para mantener frescos los conocimientos que hemos adquirido, podemos incluir este idioma a nuestros momentos de ocio diario. Un ejemplo de esto pueden ser leer libros o prensa en inglesa. Así conseguiremos mantener un vocabulario amplio dentro de los temas que se puedan tratar en la prensa: economía, política, deportes…

Os dejamos algunos de los que más se leen en Reino Unido:

cabina-telefónica-inglés

Otra opción que ya os hemos recomendado en alguna ocasión es ver películas y series en versión original o escuchar música leyendo la letra, para mantener el oído siempre bien afinado. De esta forma podremos ampliar nuestro vocabulario, aprender a pronunciar palabras que todavía no conozcamos y acostumbrarnos al habla inglesa.

Otro ejercicio que puede ayudar a refrescar, mantener o practicar el inglés es intentar mantener el contacto con ingleses nativos, asistir a clases de inglés o hacer quedadas. Siempre que nos presenten a alguien de fuera o estemos en clase con profesores nativos, intentar entablar conversación con ellos. De esta manera conseguiremos mantener la fluidez con la que hablábamos o aprendimos a hablar o hasta seguir aprendiendo inglés.

Por último, si queremos mantener nuestro nivel, podemos salir de vacaciones a paises que habla inglesa, así conseguiremos durante un cierto tiempo una nueva inmersión lingüística, siempre y cuando perdamos la vergüenza a la hora de preguntar por el nombre de calles, dirección y demás.

Fotos: Pixabay & Pixabay

One thought on “Si no practicamos el inglés aprendido, ¿lo olvidamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Publicadas